Impacto y vibración

Impacto y vibración

Todos los productos frágiles requieren una protección adecuada frente a los impactos y vibraciones. Nefab ofrece, entre otros, materiales absorbentes que reducen los impactos y vibraciones, y fijaciones que separan los productos y los mantienen en su posición.

¿Cómo afecta la vibración al embalaje?

Cada modalidad de transporte somete al embalaje durante el envío a algún tipo de vibración a distintas frecuencias. Para proteger los productos que pueden verse afectados por las vibraciones es esencial identificar la frecuencia natural de cualquier componente que pueda dar lugar a daños por vibraciones y compararla con el comportamiento ante las vibraciones del diseño del embalaje.
El mayor riesgo de sufrir daños tiene lugar cuando las vibraciones inducidas durante el transporte coinciden con la frecuencia natural del producto (o más bien del componente crítico del producto), produciendo una vibración a la frecuencia de resonancia.

Cómo calcular la protección adecuada frente a las vibraciones

En la mayoría de productos sensibles a las vibraciones, para evitar que durante el envío se produzcan daños por este motivo, es suficiente con garantizar que el diseño del embalaje no intensifique (aumente) las vibraciones en la frecuencia natural del producto. No obstante, para aquellos productos especialmente sensibles a las vibraciones, puede ser necesario que el diseño del embalaje atenúe (disminuya) realmente las frecuencias implicadas.
Al igual que ocurre con los impactos, el comportamiento frente a las vibraciones de un diseño específico debe ser, en el mejor de los casos, testado, aunque también puede estimarse a partir de la información disponible sobre el comportamiento del material absorbente frente a las vibraciones.
La respuesta del material también se facilita a través de diagramas que muestran el rendimiento para cada espesor del mismo a la frecuencia natural. Debe tenerse en cuenta que, para cualquier frecuencia, es posible estimar si el embalaje se comportará en modo de acoplamiento directo (vibración no modificada), amplificación (vibración aumentada) o atenuación (vibración disminuida) como función de la carga estática aplicada al material de amortiguación.